Carta desde el menos acá

Ayer visité a tu esposa. Creeme que te extraña. Por quichinienta vez me contó la historia de como se conocieron. De aquella vez que en morteros hubo un baile, que ella había ido con sus amigas y sus respectivas madres, como se estilaba en la epoca. Se ve que en 1942 no existía la confianza para con las hijas, o tal vez simplemente estaba mal visto, no sé. Me contó paradojicamente que ahora es mejor, que la libertad es buena, mirá vos, la Olga hablando de libertad de la mujer en pleno siglo 21.

Me contó que un un rubio de ojos celestes “muy buen mozo” se le acercó y muy educadamente le pidió que le concediera esa pieza (de baile, supuse), ante la crítica mirada de la nona. Me contó que eras un joven muy amable, atento, correcto y educado. Me contó que vos sabías muy bien quien era ella, porque pasaba todos los días por el frente de la fabrica donde dejaste gran parte de tu juventud. Me contó que días más tarde vos comentarías que ella te gustaba pero que tenía “pretendiente”, y claro, esas cosas antes no se hacían, patearle el asado a alguien no era de caballero.

Ella tenía apenas 17 años, pero como los de antes, al igual que sucede con el dinero cuando hay inflación, no es lo mismo los 17 de1942 que los 17 del siglo 21. Me contó que finalmente hubo otro baile en el que nuevamente te animaste a pedirle que bailara con vos. Me contó que con el paso de los días comenzaste finalmente a visitarla, que llegaste a “las casas”. Que don Boggio te había conocido y le había dado el consentimiento a la Olga para que te siguiera viendo. Que apenas un par de años despues estaría casada con vos y embarazada del Luis. Que a pesar de tener solo 19 años (de los de antes) era madre porque vos “ya estabas establecido”, lo que significaba que a tus 31 años estabas en edad de ser papá.

Y que 37 años más tarde nacería yo.

Aun recuerdo, Juan, como habías fabricado un asientito de madera que se colocaba en el caño del medio de tu bicicleta verde, con la que nos llevabas a pasear a mí y a mis hermanos. Recuerdo tu R12 naranja inmaculado, que habías recibido como obsequio de la fabrica cuando te jubilaste por todo el esfuerzo a través de los años (un auto! como cambiaron las cosas..). Aun recuerdo que de pequeño soñaba con manejar ese R12 que por capricho del destino nunca iba a poder. Aun recuerdo como me arreglabas mis juguetes en tu pequeño taller de la piecita del fondo, en donde tus incansables manos de laburante se daban maña para que mis lágrimas derramadas por un juguete roto, se transformaran en sonrisa interminables cuando volvía a funcionar. Aun recuerdo como me enseñaste a usar el taladro manual, a pura manijita!, y el sacabocado para hacer agujeros en el cuero, y el serrucho, el martillo, la lijadora y otras tantas cosas que aun hoy tenemos guardadas por ahí. Aun recuerdo cuando con tus habilidosas manos decoraste con una “chimenea de piedra” el calefactor de casa, porque los albañiles habían destrozado la pared sin reparo.

Te fuiste demasiado pronto Juan, no tuve la oportunidad de estar con vos cuando tuve mi primera novia, ni cuando aprendí a manejar el 505 a escondidas del viejo, ni cuando terminé el secundario, ni cuando me recibí de la facu. Espero que me hayas visto crecer y que estés orgulloso de mí, porque cuido mis autos como vos me enseñaste, trantando de que brillen tanto como tu r12 naranja (como hacías?). Espero que veas que crecí siendo un buen tipo, que tuve equivocaciones, pero que siempre intenté no defraudar a nadie. Espero que veas que soy feliz, y que voy a tratar de serlo siempre por el tiempo que tenga vida. Espero que sepas que fuiste un ejemplo, y que todos tenemos un poquito de vos adentro.

La Olga te extraña Juan, pero ella está bien, va a estar con nosotros un tiempo más sabés?, porque todavía tiene mil historias más para contarnos, y aunque ya las hayamos escuchado mil veces, ella solo se está asegurando que sepamos quien fuiste, que aunque estés en el más allá, para nosotros desde el menos acá siempre serás inolvidable. 

14 comentarios

  1. Me hicise llorar…. yo me acorde de mi abuelo… el Luigi… el tenia un R 4 color celeste….. y venia desde salta para cada cumpleaños con el auto lleno de cosas par nosotros.. Se fue hace unos años, igual que la Teo… aun los extraño..
    Gracias por el momento…. BEsos.-

  2. Siempre es lindo escuchar esas historias, aunque sean repetidas. Te sirven para conocer de donde venis, y entender porque sos como sos. En mi caso, lamento no haber podido conocer mas y disfrutar de mis abuelos venidos de Italia.

  3. dario y la “roja por dentro verde por fuera”… me hiciste caer un lagrimon… bueno me gusta el homenaje y saber que estas con la abuela pasando lindos momentos y compartiendolos con nosotros a la distancia. gracias por el recuerdo.

  4. Emi: me alegro que te haya gustado, cuando lo escribí tambien se me escapó a mi una que otra lagrima. Tengo la esperanza de que nos volvamos a encontrar.

    Tapi: Hay días que me gustaria decir “ya me la contaste mil veces!!” pero vuelvo a recordar que es la forma en que ellos se mantienen vivos y lo entiendo.

    Tebi: muy sutil! jaja, me hiciste reir, me alegro que te haya gustado, uds. lo vivieron un poco más y seguro saben mejor que yo lo que fue el abuelo. Un abrazo.

  5. Loco, sin palabras, se me cayo una lagrima (y las otra las tuve que contener) que grande el abuelo!! cuida de la abu que aunque cuente las historias muchas veces tiene gran sabiduria de vida.
    Un abrazo, segui asi!

  6. Cómo mostrar virtualmente una lágrima pujando por rodar? Difícil. Por eso, no queda más remedio que escribirlo.
    Lo que leí es sentimiento puro. Adoración y reconocimiento. Puede haber sido pronto, siempre es demasiado pronto. Al menos, tuviste la aportunidad de conocerlo y archivar esa serie de memorias que te acompañarán por siempre.
    Guardalo bien en el disco y honrá su memoria.
    Un abrazo.

  7. Andres: a veces me sorprende como en medio de un “que dia es hoy?” te larga un “las personas no cambian, por mas que lo intenten” o algo así por el estilo. Es una dualidad que siempre esta presente en ella.
    Un abrazo grande.

    Camilo: de la misma forma en que yo no tuve oportunidad de decirselo a él en persona por mi corta edad, es que de alguna manera lo honro hoy a través de estas líneas. Gracias por tu comentario.

  8. Gracias por esta emocion!!! de sentir lo que es tener un abuelo, yo por cosas de la vida no los conoci,pero realmente este relato me llego al corazon y me provoco una emocion muy grande!!!
    Sinceramente gracias por compartir estos sentimientos tan hermosos como sinceros!!

  9. Las lagrimas todavia no me dejan ver la pantalla, el corazon ardiendo de recuerdos me late a mil. Me llena de orgullo todo lo que hermosamente heredaste de tu abuelo y lo que hoy, él puede seguramente ver, desde algun lugar, en su nieto querido, quien la ultima tarde de su vida le canto con su guitarra, canciones que a él le hicieron cerrar los ojos con una sonrisa, porque asi se fue….sonriendo… y asi lo despediste.
    Gracias hijo por honrar su memoria tanto como yo aun hoy lo hago, buscando su mirada bonachona en mis momentos mas dificiles.

  10. Adoré!
    Muchas gracias por postear algo así

  11. Muy emotivo, me gustó mucho!

  12. Gracias a todos los que comentaron este post, de especial importancia para mi.

  13. No tengo ni la menor idea de porque me enganche leyendo esta entrada, se supone que se debe leer la primera…que se yo…
    Me emocionaste de verdad, me acorde de mi nona y su máquina de coser, las plantas de kinotos y las de mandarinas…

    Que bueno haber llegado hasta acá.

    Saludos

  14. Mari: la consigna del blog es que no hay reglas! podes empezar por donde mas te guste, me alegro que te alegres de haber pasado. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: