Archive for 28 junio 2007

Retroceder para avanzar
28 junio 2007

A lo largo de nuestro caminar por la vida, muchas nos preguntamos si estamos yendo en la direccion correcta. Cuando era adolescente me preguntaba si tal o cual decisión me iba a acercar mas a la chica que me gustaba, o por el contrario me iba a alejar. En aquel tiempo en que la amistad lo era todo, acercarse a la chica de tus sueños podía transformarte indefectiblemente en el “mejor amigo”, sinónimo por supuesto de “confesor eunuco”. Podías lograr que te contaran absolutamente todo, que lloraran sobre tu hombro, que te llamaran siempre que necestiran compañía, que pensaran en vos para ir al cine, que bailaran con vos en las fiestas, etc, etc, pero jamás, y esto es una verdad irrefutable, ibas a lograr que te diera un beso, para ella eras asexuado, igual que un aloe vera.

A esta altura te empezabas a preguntar si en verdad habías “avanzado” hacia tu objetivo, o muy por el contrario, y para tu pesar, te habias alejado mas que nunca. Esa persona conocía tus mas humildes pensamientos, menos el mas importante, que te gustaba. Que soñabas con ella, que te imaginabas que de un momento a otro te diría “tontito ya sufriste bastante, haceme tuya!”. No iba a imaginarse nunca que vos hacías el jueguito del mejor amigo porque estabas tratando de conquistarla, porque le rompería indefectiblemente el corazón y la alejaría de vos para siempre. “Que falso”, te diría, en medio de un mar de lágrimas del que serías totalmente culpable. “Me lo hubiera esperado de cualquiera menos de vos….”, eso sería la daga que terminaría por hundirte en el medio del pecho. Cualquiera que hubiera pasado por sus labios anteriormente quedaría mejor parado que vos, aun cuando hayas sido vos el que le prestó el hombro y varias mangas de remeras para que se soplara los mocos, cuando el candidato de turno mostrara su verdadera cara encamándose con la mejor amiga de ella.

Y entonces, solo entonces, la idea te golpea en la cara. Te das cuenta que siempre fuiste en la direccion equivocada, que si lo querías era acercarte, deberías haber hecho un paso al costado en su momento, intentar seducirla como cualquier hijo de vecino y tal vez te hubiera dado la oportunidad. Y cuando lo pensás mejor, te das cuenta que en realidad no era lo que más querías, que te habías encaprichado por lograr algo que en realidad nunca te iba a hacer feliz. Que la habías idealizado tanto que eras incapaz de ver sus defectos. Que la verdaderamente mas linda era en realidad la que menos te hubieras imaginado. Porque su belleza no era fisica, no se veía con los ojos.

Creo que esta historia se repite a lo largo de nuestras vidas, practicamente con todas las situaciones en las que nos enfretamos a la toma de una decisión. Solo cambia la complicación del asunto, se va poniendo todo cada vez mas complejo pero en esencia se trata de lo mismo. Ahorro o gasto? Estudio o trabajo? Alquilo o espero para comprar? Y en todo lo que nos pasa, la unica verdad es que nunca vas a saber que hubiera pasado si tomabas el otro camino.

Hoy me gané la oportunidad de comprobar que no siempre que vas para atrás se retrocede. Más bien se toma envión para avanzar con más fuerzas. Las decisiones que parecen mas oscuras, son a veces las que más luz despliegan sobre la ruta del futuro. Un año atrás renuncié a un trabajo que NO me llenaba, sin nada en las manos que me protegiera de un futuro incierto. Un mes mas tarde le dije a que NO a una propuesta tentadora en su inicio. Unos días despues le dije SÍ a una oportunidad remota, que en el corto plazo significo un pasito para atras. Hoy estoy kilómetros por delante en esa ruta. Miro para atrás y me río. Tomé la decisión correcta. Estoy bailando con la más linda.

Anuncios

La felicidad esta en cualquier parte
12 junio 2007

En el noreste de la provincia de Córdoba, Argentina, está la laguna Marchiquita. Sobre su costa sur se encuentra la unica poblacion ribereña de toda la laguna, con una poblacion fija fuera de temporada de menos de 2000 habitantes, la ciudad de Miramar. Y en esa ciudad vive un pibe llamado Felipe. Felipe es chico normal, pero no tiene Nintendo, ni Playstation, no calza Nike ni adidas, no viste Ckeekys ni Kosiuko kids, no come en McDonald´s ni se divierte en el parque de la costa. Felipe juega solo, su juguete consiste en un botella de plastico cortada a la mitad, con la parte superior insertada dentro de la inferior con el pico hacia adentro, en una suerte de trampa para pescar. Dentro de ella coloca un trozo de pan, 3 o 4 piedras que le sirven de contrapeso para que la botella se hunda y un piolín atado a un orificio en el borde.

Ante la pregunta obligada, Felipe te responderá que eso es para pescar mojarras, que el metodo se lo enseño su padre, que pesca alrededor de 10 mojarritas en menos de media hora (esto atestiguado por mis propios ojos) y que podria pasarse toda la tarde haciéndolo. No tiene el menor reparo en charlar con cualquier desconocido sobre su forma de divertirse, ni sobre porque está solo con tan corta edad a la vera de una laguna inmensa, profunda y tapada de escombros. Al parecer Felipe desconoce lo que es un secuestro, no tiene miedo a los extraños ni se asusta mayormente por ensuciarse su raída vestimenta. La noche para él significa la oportunidad de seguir jugando, con la salvedad de tener que abrigarse un poco mas.

Si a Felipe se le pregunta si es feliz, se le dibujara una sonrisa gigante en su cara y contestará que sí, y si le pregunta cual sería la felicidad máxima nos contestará que una leche chocolata con 2 alfajores triples. No pedirá un videojuego, una mountainbike, un cuatriciclo, un tv lcd, ni una computadora, tampoco un par de zapatillas de $300 ni un telefono celular con camara, mp4, manos libres, ringtones polifonicos, acceso web, bluetooth, infrarojo, freidora y videograbaadora con 4 cabezales; cosas ‘tan’ indispensables como vacías para los chicos de hoy. Y para mas de un adulto tambien.

La felicidad está en cualquier parte, y ahora que lo pienso, Felipe en realidad no es chico normal, es un chico feliz.

5 de cada 10 personas son la mitad.
5 junio 2007

Si hay algo a lo que odio mucho son las estadísticas. Esas señoras de buen porte y tono erudito que intentan enseñarnos porque debemos estar felices de haber comido un pollo que no comimos cuando el vecino se atragantó con dos.

Diría que los comentaristas de basquet de la NBA son quizás quienes hayan realizado la mayor cantidad de doctorados sobre las estadisticas, y de esto estoy un 98.32% seguro. Es muy gracioso como con ese tono centroamericano, el comentarista nos informa que “Fabricio Oberto, es la decima vez en toda la post-temporada que realiza un doble con mano izquierda por sobre el hombro del defensa negro mas bajo del equipo de la conferencia oeste en el tercer cuarto del partido con un equipo que lleva 24 puntos de ventaja y tiene menos de 4 faltas, Ruben……” y lo menciona tan emocionado como si hablara de la caida del muro de berlin, que por cierto se cayo el 57,3% para el este y el resto en partes iguales hacia los otros puntos cardinales.

Me pregunto yo, quien será ese boludo individuo que lleva todas las estadisticas tal y como la presentan en los partidos de basquet? existirá realmente o solo será una corazonada del comentarista? Total, creo yo, dificilmente alguien pueda refutar algo si uno nunca va a saber a ciencia cierta la veracidad del hecho, claro.

Yo personalmente no creo en las estadisticas. No es muy probable que si tengo los pies en el fuego y la cabeza bajo la nieve, en promedio me encuentre bien, no?  Es realmente una tremenda cagada burla cuando en los titulares de los diarios aparece “hay xxx millones menos de pobres en la argentina” asi, de la noche a la mañana y por decreto del indec! Y aquellos ex-pobres (aun sin entererase que han dejado de ser para ser clase media-baja o segmento abc- segun las leyes de mercado) tan malagradecidamente se amontonan para protestar en plazo de mayo, sin entender como es que la magia de la estadística señala que ya no es un marginado más.

Pero bueno, como dice el dicho, la verdad absoluta no existe, y esto es absolutamente  verdadero.

Estoy preñado de ideas y no las puedo parir…
1 junio 2007

El día en que mi primo menor me dijo “lo leí en un blog” trate de disimular mi ignorancia con un “ah, sí?”.

No iba a demostrar que en mis veintitantos estaba ya del otro lado de la tecnologia, ni iba a permitir que ésta me superara, claro.

Así nació la idea. Claro que de la idea de hacer un blog por mi cuenta me asustaba, debo reconocerlo. Pero gracias a wordpress, esto es tan simple como “gimme a blog!” y aqui estoy. Pariendo un sitio en internet, quien lo hubiera dicho, sin siquiera haber fecundado un ovulo virtual, ha nacido mi propia bitacora.

Aclaro: no soy ni blogger, ni escritor, ni estudiante de literatura, ni erudito, ni proyecto de Garcia-Marquez, ni perseguidor del nobel de literatura, ni mucho menos. Soy un pibe cualquiera que le pinto descargarse online para que otros se puedan reir-emocionar-llorar-putear-saltar-gritar-morder-salivar a discrecion. 

Espero que la disfrutes tanto como yo. Y si no la entendes, no te hagas drama, no sos vos, soy yo!